Conflictos con nuestros hijos : ¿Qué pautas seguir para solucionarlos?

Conflictos con nuestros hijos ¿Cómo solucionarlos?

El conflicto forma parte de la vida cotidiana es una parte natural de las relaciones humanas. Tenemos la concepción de que el conflicto es siempre negativo, sin embargo, un conflicto puede ayudarnos a cuestionarnos y realizar cambios positivos. Un conflicto puede ayudarnos a mejorar. Es necesario tener esta perspectiva a la hora de solucionar los confictos con nuestros hijos, ya que si lo vemos de esta manera lo abordaremos de manera más positiva.Pautas para resolver los conflictos con nuestros hijos

 

La resolución de un conflicto depende de las habilidades que tengamos para afrontarlo y no tanto del
tipo de conflicto
.

Factores necesarios para resolver los conflictos con nuestros hijos

Para resolver de una manera exitosa los conflictos con nuestros hijos es necesario:

Negociar. Estar dispuestos a llegar una solución en el que ambas parten tengan que renunciar a algo pero que todos se sientan conforme con la decisión tomada.

No manifestar agresividad, no gritar, no insultar y mantener una actitud calmada. La actitud agresiva favorece a la escalada de conflicto. Una actitud calmada y un tono de voz baja, ya que esto favorece la comunicación.

– Cuando uno se enfrenta aun conflicto no es necesario estar enfadado hay que relajarse sabiendo que el enfado es una elección.

Respetar, evitar hablar de situaciones pasadas que no se están abordando “no echar cosas en cara”.

– Reflexionar, no actuar en caliente. Los castigos es mucho mejor ponerlos cuando uno está calmado.

– Nuestras respuestas tienen que ser claras y concretas. Tenemos tratar el conflicto en el lugar y momento adecuado. Los conflictos mejor resolverlos en un lugar tranquilo y donde podemos comunicarnos adecuadamente.

Tener claros los objetivos que queremos trasmitir.

Ser asertivos, siendo capaces de exponer los propio derechos y tatar con respeto los de los demás.

Describir el comportamiento con el que estamos disconformes (tratando de no evaluarlo).

Identificar como nos sentimos cual son nuestras emociones y sentimientos con respecto a lo que ha sucedido.

Expresar lo que esperamos de nuestro hijo o hija ante esta situación en concreto.

Por otro lado, además de saber las pautas necesarias para resolver los conflictos con nuestros hijos es importante saber cómo comunicarnos con nuestros hijos adolescentes.