Duelo no complicado

 

Duelo no complicado o Duelo Normal ¿Qué características tiene?

La pérdida de un ser querido es siempre un hecho doloroso e incluso traumático que puede afectar negativamente a Duelo no complicado o Duelo normalla persona e incluso introducirla a un estado de duelo no complicado. La persona que está inmersa en un proceso de duelo no complicado ven alterado su bienestar, siendo necesario un periodo de tiempo hasta que la persona puede restaurar su funcionamiento previo.

El duelo no complicado es un proceso normal por el que todos pasamos cuando experimentamos una pérdida. Pero es necesario distinguir entre un duelo normal o duelo patológico ya que ambas clases de duelo tienen diferentes características que son recomendables detectarlas.

¿Qué características presenta?

Las características principales de un Duelo Normal o Duelo no complicado son:

  1. Malestar corporal: vacío en el estómago, opresión en el pecho y/o en la garganta, falta de aire, debilidad muscular, falta de energía y/o sequedad de boca.
  2. Sentimiento de tristeza: lloro, exceso de actividad, etc.
  3. Enfado
  4. Culpa
  5. Ansiedad
  6. Fatiga
  7. Impotencia
  8. Shock
  9. Anhelo
  10. Ausencia de sentimientos o embotamiento emocional.
  11. Sentido de presencia.
  12. Insomnio
  13. Pérdida de apetito.
  14. Falta de concentración.
  15. Estado de ánimo deprimido.
  16. Soñar con el fallecido.
  17. Evitar recuerdos que refieran al fallecido, o recopilación de objetos del fallecido o que nos recuerden al mismo.

Si creen que están experimentando alguna de las características más frecuentes del duelo no complicado, es aconsejable que busque a un profesional como Esther Gento para poder identificar si se encuentra en el proceso de duelo no complicado y siendo así poder tratarlo de una manera correcta y rápida para que el paciente pueda volver a normalizar su vida. Es importante saber que un duelo normal puede afectar negativamente a la vida de una persona, al igual que un duelo patológico puede hacerlo, y es necesario acudir a un especialista para que pueda ayudarte y aconsejarte.